Scroll to top

Sembrar plantas aromáticas en primavera

La primavera es sinónimo de renovación, color, luz y nuevos aromas. Abril y mayo son meses idóneos para sembrar plantas aromáticas en nuestros jardines, terrazas o balcones.

Muchas de ellas resultan indispensables en las recetas de cocina bien condimentadas, pero además son decorativas y envuelven cualquier rincón de aromas naturales.

¡Echa un vistazo a esta pequeña selección y déjate seducir por sus propiedades!

En abril y mayo podemos sembrar ajedrea, tanto en suelo como en maceteros. Aunque para muchos pueda ser una desconocida, las hojas de esta planta aromática son un condimento ideal para acompañar a la carne de caza, al cordero, a distintos platos de legumbre, sopas, ensaladas y pescados.

La albahaca es sensible al frío y demanda sol y riegos frecuentes. Esta planta se adapta muy bien a los tiestos y macetas (www.seakit.es) y sus flores blancas destacan entre el color verde predominante del resto de las aromáticas. En la cocina se utilizan sus hojas (frescas o secas) como buenas compañeras de verduras y hortalizas crudas. ¡Quién se resiste a un plato de tomate con queso fresco, albahaca y un chorrito de aceite de oliva!

El hinojo tiene un marcado sabor a anís y su parte comestible son tanto las hojas (frescas o secas) como las semillas. Esta planta necesita sol y humedad constante. No es especialmente decorativa, pero no debería faltar en un jardín de plantas aromáticas. ¡En la variedad está el gusto! Cuanto más generosa sea la selección, más bonitas lucirán las macetas y mejor lograremos condimentar nuestros platos.

Gallery slideGallery slideGallery slideGallery slideGallery slideGallery slide

Y si hablamos de imprescindibles…. Desde luego no podemos olvidar el laurel. Este arbusto de olor fácilmente identificable es un clásico de nuestra gastronomía. Ninguna abuela que se precie olvidaría echar una hoja de laurel a sus guisos, especialmente a las legumbres, salsas y escabeches. Solo una consideración: ¡Recuerda que si no lo podas convenientemente este arbusto puede alcanzar varios metros de altura!

¿Quién no ha plantado alguna vez perejil y/o cebollino en su casa? Podríamos decir que son el punto de partida para cualquier jardín de hierbas aromáticas.  En la cocina el cebollino siempre se utiliza crudo y es un excelente compañero de sopas y ensaladas.

Y el perejil… pues eso… ¡en todas las salsas!

Para aportar un poco de color a nuestro rincón de plantas aromáticas podemos elegir la mejorana. Esta hierba de flores blancas y violetas es muy decorativa y se siembra en marzo y abril. Sus hojas secas se utilizan para condimentar pizzas, carnes o salsas, entre otros platos.

El romero es un básico de cualquier jardín de plantas aromáticas. Es muy agradecido, necesita pocos cuidados y en cualquier rincón queda muy decorativo. Como condimento se utiliza para acompañar todo tipo de asados, aunque su sabor es intenso y conviene utilizarlo en pequeñas cantidades.

Si tienes una zona de paso especialmente soleada…resérvala para el tomillo. Una planta agradecida, relativamente fácil de cultivar e imprescindible para algunos de los mejores cocineros del mundo.

Y para despedirnos…la verbena. ¡Tiene flores blancas, azules o rojas que duran todo el verano!

Por esta característica y porque puede alcanzar el metro de altura es muy utilizada en decoración. Desde el punto de vista culinario, esta planta se emplea mucho en infusiones.

Existen decenas de plantas aromáticas que pueden ser cultivadas fácilmente en tus macetas y jardineras de madera Seakit…¡Haz tu selección y disfruta del olor que desprenden!

Y si necesitas ideas sobre qué plantar en tus jardineras de exterior…. ¡Consulta nuestro último post!

Related posts